Día de la Mujer: ¡Conozcan a nuestras tanquistas!

¡Tanquistas!

Hoy conmemoramos el Día Internacional de la Mujer, pero este año, en lugar de contar las ya clásicas historias de Mariya OktyabrskayaAleksandra SamusenkoAleksandra BoikoValentina Barkhatova, o de hablar del valeroso papel desempañado por las mujeres durante la guerra en todas las naciones involucradas (sirviendo en un sinfín de posiciones, ramas y teatros de operaciones, incluso detrás de las líneas enemigas), decidimos darle la oportunidad a cada una de nuestras jugadoras de que expresen por qué juegan World of Tanks y qué es lo que significa para ellas.

Hace unas semanas, comenzamos a recolectar sus historias en un hilo especial en el foro, y estas son solo algunas de todas las que nos dejaron:

  • _Azul
  • beree
  • Cupcake_Priamus_
  • Vaikava
  • ViviSan

Conocí World of Tanks a fines del año 2014, pero decidí crearme mi propia cuenta en febrero del año siguiente. He visto y experimentado muchos cambios y actualizaciones en el juego, eventos y recompensas. A lo largo de este tiempo fui interesándome cada vez más por los tanques y su historia. Además, soy profesora, por lo que también vi en el juego una buena oportunidad para aprender siempre algo más.

Así fueron pasando los años en el juego: algunos períodos con mayor presencia, otros con no tanta (sea por estudio o trabajo), pero siempre encontrando el momento para jugar, sobre todo con mis AAP (y con orgullo lo digo).

Así fue que a fines del año 2018 decidí unirme al clan ARG-T. Y es aquí donde empieza la historia que les adelanté. Luego de realizadas las escaramuzas de cada día en el clan, jugaba en pelotón con uno de sus miembros (cuyo nick en ese momento era nam83).

Las semanas fueron pasando mientras converábamos y jugábamos muchas batallas juntos, algunas de ellas muy épicas por cierto (por ejemplo, cuando para protegerme de dos tanques enemigos, cruzó su IS frente a mi T29).

Un mes pasó hasta que un día, en el que me había propuesto que nos conectáramos a cierta hora para jugar, suena mi teléfono y era él: estaba en mi ciudad. Había recorrido 400 km desde su ciudad para verme y conocernos.

Es desde ese día que somos pareja. World of Tanks, además de ser un gran juego, me permitió conocer al amor de mi vida (nam83, cuyo nick ahora es _Nes).

Gracias por darnos la oportunidad a las jugadoras de WoT, que somos muchas, de compartir nuestras historias.

No pensaba contar mi historia porque siento que es aburrida, que no tiene nada de interesante y que es hasta un poco triste, pero bueno, también pensé que no tiene nada de malo contarla.

Comencé a jugar al WoT en 2012 porque conocí al juego gracias a un grupo de amigos que tenía antes. Un amigo había comenzado a jugar y se lo comentó a otro amigo, y después de que lo probaron un tiempo, le comentaron a mi ex y mi ex me comentó a mí.

Yo siempre fui más de jugar sola o máximo con mis amigos, no me gustaba la idea de jugar con equipos de desconocidos, pero aún así le di una oportunidad al juego. Al principio no me gustó, no lo entendía, lo dejé de jugar.

WoT siempre fue el juego al que volvíamos después de haber jugado mucho a otro juego. Cuando estábamos cansados y necesitábamos jugar a otra cosa volvíamos a WoT.

El primero en conocer el juego de mi grupo de amigos dejó de jugar para siempre, mi ex y yo nos separamos, así que quedamos solo yo y mi otro amigo. En esa época fue cuando más me enganché al juego, y como mi amigo tenía más batallas y más conocimiento (y también mejor puntuación), fue como una especie de mentor para mí. Era mi maestro, y gracias a él fui mejorando, empecé a ver videos de guías de WoT para entender más las mecánicas y a seguir sus consejos. Él siempre me guiaba por cuál línea ir o qué mejorar, una de mis motivaciones era mejorar mis estadísticas y superar a mi maestro.

Al día de hoy, de ese grupo de amigos quedo yo sola dado que con mi amigo nos distanciamos. Sé que él sigue jugando y todavía sigue por arriba mío en estadísticas, pero ya no hay tanta lejanía comparado a mis números.

Hoy en día juego sola porque ya no tengo amigos que jueguen al WoT, y sigo con mi rechazo por entrar a clanes por el tema de jugar con desconocidos. Quise convencer a mi novio actual de jugar,  pero no hay caso. Espero algún día poder convencerlo y enseñarle porque este juego me envicia mucho. Lo que más me gustaba y extraño de jugar con mi grupo de amigos eran las risas que nos echábamos o el hecho de darle apoyo el uno al otro, y aunque antes éramos malos jugadores, quizás solo por el apoyo y coordinación podíamos ganar una partida, y la satisfacción que generaba eso no se genera cuando jugas solo.

Hace casi un año que estoy jugando sola casi a tiempo completo con la motivación de mejorar mis estadísticas y llegar a azul en algún momento.

En el año 2011, como casi todos, llegué por un amigo que jugaba. Empecé a probar en su cuenta y me la terminó quitando por que yo había quedado muy enganchada, así creé mi primera cuenta, Priama. Jugaba sola y amé las AAP. Es más, tuve primero una AAP de nivel IX antes de tener un mediano de nivel Vl.

Siempre fui sociable y tuve mucha suerte, conocí buenos amigos tanquistas con los que entré por primera vez a un clan. Es difícil contar mi historia sin mis amigos y sin mi clan. Pertenecer por primera vez a un clan hizo que explorara todo lo que el juego ofrecía y ofrece. Siempre amé los tanques y la estrategia, y gracias a ese grupo comencé a leer, ver y aprender, y en esos años aún había competitivo para NA.

En la medida que aumentó mi conocimiento sobre el juego, me puse preguntona y recibí mucha ayuda. En ese punto, mi grupo de juego era más grande, y siempre me sentía afortunada, ya que muchos de los que lo componían tenían más experiencia, conocimiento y pericia que yo. Es por eso que decidimos poner todo eso en nuestra propia creación, y fue así que nació WILDH: un grupo que quería competir, aprender y no ser tóxico (ya sé, ya sé: mientras más competitivo, mas tóxico; es es directamente proporcional, pero queríamos robar lo contrario). En esta parte quiero detenerme para dejar en claro que recibí mucha ayuda: nuestro clan tiene y tuvo muchos excomandantes, es por eso que la estructura de WILDH fue muy pensada y planeada. 

Actualmente, llevamos más de tres años juntos, y en la la última campaña sacamos más de treinta tanques sin matarnos, preparamos esa campaña jugando torneos de clanes para ayudarnos (lo hacemos para todas las campañas). También logramos impulsar a nuestro amigo zotz, que es ahora un honorable CC (recuerden seguirlo en https://www.twitch.tv/impactocritico), creamos formatos viables de torneo 10 vs. 10 para competitivo. ¡Nunca dejamos de crear, de insistir ni de aprovechar todo lo que el juego ofrece!

No ha sido un camino fácil, tomamos decisiones duras, sufrimos la muerte de compañeros, pero salimos siempre adelante. Aprendimos a apoyarnos no solo en el juego, y estoy orgullosa de lo que hemos creado. Por todo esto, hablar de mi, Cupcake_Priamus o Priama, es imposible sin mis monos: lleguó por un amigo a este juego y me quedé por mi grupo de desconocidos que son mi familia de WoT.

Mi historia comienza en 2015, cuando me enteré de este juego gracias a mi expareja, quien comenzó a jugar con compañeros del trabajo.

Muchas veces me explicó, y muchas veces no entendí nada. Muchas veces odié que jugara tanto, que gritara tanto, pero hay algo que siempre me llamó la atención y hasta envidié: las risas, lo mucho que disfrutaba riendo con sus amigos de juego era increíble.

Así me la pasé tres años hasta que un día le dije que me enseñara a jugar. Me creó una cuenta y me pidió que hiciera el tutorial inicial para que comprendiera, y fue así que en 2018 comencé a jugar con mi propia cuenta.

Mi finalidad era poder ingresar a un clan para poder reír del modo que él lo hacía, así que me pidió que mínimo llegara a mi primer nivel VI. Seguí la línea estadounidense de cazatanques y llegué al Hellcat, por lo que solicité ingresar al clan de mi ex, aún sabiendo que podían rechazarme. Para mi sorpresa, me aceptaron.

Al enterarse que era yo la pareja de uno de sus oficiales, inmediatamente hablaron conmigo y me pusieron reglas. No podía participar de las actividades o espacios del clan (como el TS), solo jugar con mi expareja y con uno que otro que me invitaba a pelotón, lo que me hizo sentir muy desplazada.

Un día, los altos mandos del clan no estaban conectados, por lo que un amigo del clan me dijo que entrara al TS. Yo dije que no, pero él dijo que no me preocupara, que él luego se hacía cargo. Al otro día se enteraron y me regañaron, pero algunos del clan no estuvieron de acuerdo con el regaño y comenzaron a irse, pues encontraron injusto que no me dejaran participar de nada. Tristemente, mi propio ex me expulsó.

Y así fue cómo se creó TEC1, un clan en donde soy simplemente una jugadora más. Me gusta motivar mucho a los jugadores y reír con todos. Somos como una gran familia. Ellos me han apoyado muchísimo en estos dos años.

En el último año estuve con problemas y los jugadores me llamaban desde sus países para animarme y para que entre al juego a divertirme con ellos. Lamentablemente, el año pasado mi PC se murió y estuve sin jugar 2 meses, y en ese entonces me era imposible pensar en comprar un nueva PC. Pero los chicos del clan, pese que ya les había dicho que no, hicieron un grupo aparte en donde donaron dinero para que yo comprara una notebook nueva. Finalmente, uno de los integrantes que estaba a la espera que llegara la notebook nueva de él, me regaló la que le quedó. Para mí fue un gran gesto, ya que el juego es mi único escape.

Siempre me involucré en las redes sociales de WoT por defender y promover que las mujeres gamer se vuelvan visibles y que se les respete, no solo por ser mujeres, sino por que es algo que todos merecemos. Y seguiré promoviendo y motivando a las chicas.

Para terminar mi historia, me pasó algo que no imaginé, pero que me tiene muy feliz. Encontré el amor. No lo buscaba, ni me importaba, pero cuando comienzas a darte cuenta que alguien se preocupa por ti más de lo normal, te nace ese sentimiento aunque una lo niegue. Bueno, ya no había nada más que hacer. Estamos felices, es un gran compañero. Lo amo mucho y jugamos juntos cada vez que podemos.

Ojalá tengamos más espacios como estos para todos. Saludos y nos vemos en batalla.

Todo empezó en 2014, cuando quede embarazada de mi hijo, que tiene actualmente 5 años. Varios días debía hacer reposo y me aburría estando en casa sola (mi esposo trabajaba y yo me hartaba de la televisión), pero veía a mi esposo jugar un juego en su Xbox y me dije "Veamos cómo me va a mí".

Creé una cuenta, Vivisan88 y empecé,. Fue difícil, me costaba mucho con ese control del Xbox, pero fui aprendiendo y tenía buenas partidas. Varios me escribían diciendo lo bien que jugaba, pero yo peor jugadora no podía ser.

Luego nació mi bebé y entré a trabajar, así que ya no podía jugar mucho (no podía llevar el al trabajo). Pero un día, un amigo de mi esposo le comentó que ese juego también estaba en PC. Fue música para mis oídos. De inmediato empecé a instalarlo rogando a Dios que el portátil aguantara así sea en gráficas mínima.

Se pudo y me creé mi cuenta de World of Tanks PC, me adapté rápido al teclado (obviamente no conocía muchas cosas, pero jugaba). Me gustaban las AAP al principio, mi primer nivel X fue la APP soviética. Me gusta porque dispara rápido y tiene buena movida (lastima su poca munición).

Mi esposo también creó su cuenta, pero esta muy olvidada (este juego no es su fuerte). Pero él me apoya mucho, ya que me ha comprado ya dos dos PC gamer para que me divierta. Este es mi vicio, World of Tanks. 

No seré la peor jugadora, pero tampoco la mejor. Trato de divertirme y de aprender cada día cosas nuevas, como cuando mi hijo me estaba viendo jugar mientras yo campeaba con un cazatanques y me dice "Mami, ¿te piensas quedar toda la noche en ese puesto? ¡Ayuda a tus amigos!". Me sentí la eor jugadora  y más campera del mundo con un niño de 5 años que me dijera eso. Espero que a mi hijo cuando esté más grande le guste el juego y podamos divertirnos juntos.

Agradecemos enormemente a todas las jugadoras de World of Tanks que participaron del evento (todas recibieron 7 díasde Cuenta Premium de World of Tanks) y esperamos con entusiasmo que tomen parte de las próximas actividades del juego y la comunidad. ¡Y no dejen de leer todas y cada una de las historias que nos dejaron!

¡MÁS HISTORIAS!  

¡Nos vemos en el campo de batalla!

Cerrar