La novia luchadora: En memoria de Mariya Oktyabrskaya

El viernes 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer. Para celebrar la ocasión, contaremos una historia real.

Aproximadamente 800 000 mujeres sirvieron en el Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial. La mayoría luchó directamente en el frente, mientras que otras desempeñaban roles de apoyo, como unidades antiaéreas. A Mariya Oktyabrskaya, sin embargo, la enviaron al centro de la acción.

Su historia prácticamente desafía la ficción. Mariya nació el 16 de agosto de 1905 en una familia pobre. En esa época, se la consideraba una sirvienta, que no es más que una palabra sofisticada para decir "esclava". Al proceder de ese contexto, recibió el comunismo con brazos abiertos, y eso le dio una educación, dos trabajos e incluso un marido.

Unión soviética

En 1925, Mariya se casó con Ilya Oktyabrskaya, un oficial del ejército soviético. Fue entonces que empezó a desarrollar un interés por la vida militar: recibió entrenamiento de enfermera, aprendió a usar armas e incluso a conducir vehículos. Una gran soldado en potencia.

En agosto de 1941, Ilya fue asesinado cerca de Kiev cuando la Alemania nazi invadió el frente oriental. La comunicación era poco fiable en ese entonces y Mariya recibió noticias de su muerte dos años después. Solo podía pensar en vengarse, por lo que vendió todas sus pertenencias para donar un tanque T-34 al Ejército Rojo.

Mariya Oktyabrskaya tenía dos condiciones: 1)quería ser quien diera nombre al tanque y 2)quería conducirlo, dos peticiones que le hizo directamente al mismísimo Josef Stalin. Intrigado, y probablemente conmovido por la fuerza de esta historia, este aceptó. Mariya tuvo la suerte de contar con un período completo de entrenamiento de cinco meses, ya que la mayoría de los tanquistas eran enviados directamente al frente. Era conductora y mecánica.

Bautismo de fuego

Casi todos los demás soldados en el Ejército Rojo creían que se trataba de un ardid publicitario y un instrumento de propaganda. Se equivocaban. Su tanque, un T-34 con el nombre "La novia luchadora", fue enviado a Smolensko para aniquilar a la resistencia alemana. El vehículo recibió un impacto durante la batalla y, a pesar de sus órdenes, Mariya saltó del tanque para repararlo... bajo fuego enemigo.

Este hecho hizo que se ganara el respeto de sus camaradas hombres. También la nombraron sargento.

Un mes después, en Vítebsk, atacó posiciones defensivas. Realizó nuevamente reparaciones a su tanque durante el fragor de la batalla. Algunos proyectiles pusieron a "La novia luchadora" fuera de combate momentáneamente, pero Mariya siguió luchando.

Heroína de tanques 

A pesar de su creciente reputación, su última batalla fue durante la ofensiva Leningrado-Nóvgorod. Durante esa campaña, Mariya y sus tripulantes barrieron con las líneas enemigas, destruyeron las posiciones alemanas y eliminaron un cañón autopropulsado. Cuando "La novia luchadora" recibió un ataque y las orugas debieron ser reparadas, Mariya Oktyabrskaya salió del tanque para hacerlo. Pero esta vez, recibió un impacto.

Mariya perdió el conocimiento y permaneció en coma por dos meses. Murió el 15 de marzo de 1944, pero su tanque la sobrevivió. En el caos de la batalla, Mariya logró reparar las orugas y el T-34 finalmente llegó a Berlín.

La intrépida conductora se convirtió en una heroína en la Unión Soviética gracias a su valentía. Mariya inspiró a miles de mujeres a unirse a la batalla y a contribuir con el esfuerzo.

Fighting Girlfriend T-34 es un vehículo jugable en World of Tanks para usuarios de consola.

Cerrar